Los castigos enseñan...



El miedo asumir las consecuencias de sus  acciones, actuar cuando nadie lo vea, para que otros paguen por sus equivocaciones.


Hacer un niño inseguro, tonto, maltratador y a pensar que el mundo esta en contra de el. A sentir que es una mala persona y que nunca debió haber llegado a este mundo injusto.

Que debe hacer lo que le dicen, así el no este de acuerdo, para pertenecer y ser tenido en cuenta; porque el solo esta en esta vida para servirle a los demás, ya que cuando el sirve a los demás se siente que es una persona significante, sin importar de que forma sirve, si el se esta irrespetado, pues lo único importante es que los demás pertenezcan y sean importantes.


Los castigos nos llevan hacer personas mentirosas, insensibles, a creer que las cosas que deseamos y/o queremos se consiguen a la fuerza y a costa del sufrimiento de otros.

Estos solo nos dejan el corazón y alma llenitos de dolor, arrugas sin la posibilidad de sanar por más perdones y recompensas. Los castigos son la prolongación de nuestras acciones en el futuro.


Ellos solo humillan, lastiman la autoestima y bienestar del individuo, sin educar, ni fomentar aprendizaje del porque fue su conducta inadecuada.


Recuerda: Los castigos no necesariamente son físicos, muchas veces dejan más huella y cicatriz los verbales y no verbales.

                                   Leydi García

                                   23 de Noviembre-2014

31 vistas
DP2.png

E-mail: asociaciondisciplinapositivaco@gmail.com

Teléfono: +(57) 300 269 3631

              

® 2019  Asociación de Disciplina Positiva Colombia