PATALETAS: UNA OPORTUNIDAD PARA APRENDER SOBRE GESTIÓN DE EMOCIONES

Por Liliana Machado


Si eres padre o madre, tal vez has experimentado una pataleta de tu hijo pequeño en un sitio público. Generalmente se experimenta un sin número de pensamientos y emociones contradictorias y preguntas como :¿será que le doy lo que quiere? Me están mirando!!! Pensarán que soy la peor mamá del mundo,  ¿será que castigo al niño?, debe aprender a portarse bien!  ¿Cómo manejo esta situación?




La disciplina positiva entiende las pataletas como parte del proceso de desarrollo de los niños y brinda algunas pautas concretas para su manejo. Algunas de estas sugerencias para un manejo más adecuado de estas situaciones son:

  • Una posibilidad es ignorar la pataleta manteniéndose en calma esperando hasta que el niño se calme.

  • Otra forma es actuando de manera firme por ejemplo cargando de manera suave pero firme o tomarlo de la mano Y salir del lugar público. Si su hijo quiere salir corriendo, Sólo manténgalo tomándolo de la mano.

  • El primer paso como padre es buscar la calma, identifique su propia emoción y eso le guiará para tratar de entender cual es el propósito del comportamiento del niño. Si usted logra calmarse quizás pueda tener consciencia y tomar una decisión, sin engancharse con la emoción del niño, para poder modelar tranquilidad y autocontrol.

  • Con el fin de minimizar las luchas de poder, podría ser útil pedirle ayuda al niño en algo, por ejemplo ayudarle a decidir adonde irán a continuación y brindarle opciones limitadas para que el niño pueda tomar decisiones pequeñas y pueda tener la sensación de que tiene algún control, sin dejar de sentirse apoyado.

  • Evite el castigo: Cuando se usa el castigo es fácil que los padres y los niños entren en un ciclo de venganza: el niño se comporta mal, el padre lo castiga, el niño se comporta aun peor y el padre castiga de nuevo. Esto solamente hace que la relación se deteriore y es posible que el niño sienta más resentimiento.

  • Es importante escuchar las emociones de su hijo.  A veces los padres buscan “arreglar” sus emociones, como una manera de evitar o “salvarlo” de experimentar dolor o tensión,  ten la seguridad de que tu hijo aprende experimentando todo tipo de emociones, validarlo es de vital importancia para que el niño comprenda que es normal y tenga la experiencia de resolver. El aprendizaje significativo se adquiere con la experiencia y a menudo, sólo nombrar los sentimientos ayuda. Es mucho mejor simplemente decir 'Sé que estás muy brava de que tengamos que irnos de este lugar. Es difícil dejar de hacer algo cuando te estás divirtiendo". De la misma manera, cuando el niño además le grita “te odio” durante su pataleta, probablemente tenga relación a que el niño se siente herido por algo. Tómese un momento para calmarse y luego decir algo similar a "Tu comportamiento me dice que debes sentirte herido. ¿Podemos hablar de eso?". Hasta que usted no reconozca y hable con el sobre sus sentimientos probablemente las palabras hirientes se continuaran presentando.

  •  Usted puede planear anticipadamente cómo  va a manejar la situación. Por ejemplo usted podría hablar con su hijo en un momento de calma si él quisiera aprender otras formas de manejar la rabia en vez de hacer pataletas. Puedes preguntarle a tu hijo que le gustaría que usted hiciera cuando él está haciendo esta pataleta y puede también darle algunas alternativas: prefieres que te abrase o sólo esperamos a que se te pase”. Generalmente los niños tienden a ser mas colaboradores cuando se ha acordado con ellos lo que se hará. . Por ejemplo usted puede decidir  que cuando empiece la pataleta se irán el auto y se quedarán allí hasta que el niño se tranquilice o también puede decidir regresar inmediatamente a la casa. Cualquiera que sea la decisión que usted tome, esté segura que siempre lo va cumplir con amabilidad y respeto.

  • Es muy importante que sea consistente. Puede ser confuso para el niño, si cada vez que se presenta una pataleta, como padre experimenta estrategias nuevas,  los padres conocen a sus hijos y sus temperamentos, decida lo que va hacer y siga de manera consistente con amabilidad y firmeza. Puede ser necesario  realizar varios intentos antes de ver un cambio.

  • En ocasiones dar ejemplo a nuestro hijos de corregir nuestros propios errores y repararlos, puede ser una herramienta poderosa de aprendizaje. Celebra tus errores y los de tu hijo. Habla en voz alta sobre los errores que tu has hecho y modela forma de hacer  actos de reparación cuando sea necesario


Es parte de la vida sentir rabia, frustración y tristeza y las pataletas son la oportunidad de preparar a los hijos para lograr una progresiva habilidad en el control de sus emociones y en el desarrollo de conductas más asertivas para enfrentar las dificultades de la vida cotidiana. 

Comité Formación y Evaluación

Asociación DP Colombia 

94 vistas
DP2.png

E-mail: asociaciondisciplinapositivaco@gmail.com

Teléfono: +(57) 300 269 3631

              

® 2019  Asociación de Disciplina Positiva Colombia